Conoce algunas consecuencias de la quema de caña de azúcar

  1. Afecta la Biodiversidad y el Ecosistema: Pese a que las condiciones de quema son en el caso particular de las plantaciones comerciales de caña de azúcar predeterminadas, controladas y reguladas, resulta obvio que en el interior de la plantación muchas de las especies animales (mamíferos, aves, roedores, insectos, etc.) que puedan estar presentes podrían verse eventualmente afectadas por el fuego caso no puedan abandonar el lugar a tiempo, lo que afecta la biodiversidad, el ecosistema y el equilibrio biológico. Es por ello necesario, prudente y estratégico dejar suficientes espacios en los “frentes de quema” para que los seres vivos allí presentes puedan salir sin perjuicio de la Biodiversidad y el Ecosistema.
  2. Genera Gases con Efecto Invernadero: La quema e incineración del material vegetal induce la formación de CO2 que es liberado a la atmósfera, favoreciendo con ello el denominado efecto invernadero y contribuyendo al Calentamiento Global del Planeta lo que resulta cierto.
  3. Disminuye la Fertilidad Natural del Suelo: Al quemarse buena parte (no todo) del material vegetal residual de la cosecha presente, mucha de la Materia Orgánica (M.O) que normalmente se deposita en el suelo cuando la plantación no se quema desaparece, eliminando con ello la posibilidad de que su posterior Mineralización y Humificación contribuya a retornar y restituir parte de los nutrimentos extraídos por las plantas del suelo durante su crecimiento.
  4. Destruye la Actividad Microbiológica del Suelo: El calor generado por las quemas afecta los agentes y la actividad biológica y microbiológica que existe naturalmente en el suelo.
  5. Ocasiona Trastornos a la Salud: Además del humo, la gran cantidad de cenizas producidas por la quema resultan molestas para los habitantes de localidades próximas y no muy próximas a las plantaciones cañeras donde se practica la quema, principalmente por inducir afecciones respiratorias por causa de los particulados de tamaño pequeño, visuales y depositarse sobre la vestimenta.Se asegura que el humo y las cenizas liberadas por las quemas de los cañales afectan severamente las personas que padecen problemas respiratorios de salud, como acontece con niños y personas de edad mayor.
  6. Práctica Peligrosa y de Alto Riesgo: El fuego por su acción y naturaleza resulta peligroso, potencialmente incontrolable y muy riesgoso para la integridad y seguridad de las personas, animales, instalaciones, plantaciones, etc. próximas.
  7. Favorece la Erosión del Suelo: Eliminar la cobertura vegetal (hojas verdes y secas, cogollos, restos de tallos, raíces, malezas, tallos no movibles e industrializables) resultantes de la cosecha, deja prácticamente sin protección física al suelo, el cual queda por ello, sujeto a los efectos erosivos provocados por el agua, especialmente en terrenos de relieve irregular y alta pendiente, topografía pesada (arcillosa), o en regimenes de alta precipitación.
  8. Favorece la Presencia de Plagas Problemáticas: Si bien la quema ocasiona la eliminación de plagas destructivas para la agricultura, también induce la de sus controladores biológicos naturales, creando con ello un peligroso desequilibrio que la experiencia a demostrado favorece más a la plaga, por formar esta parte de un sistema vegetal distorsionado y desequilibrado (monocultivo), lo que resulta una verdad técnicamente comprobada. Hay plagas como es el caso del Taladrador Menor del Tallo, cuya presencia se ve muy favorecida y promovida con la quema (presuntamente por el humo) de los cañaverales.
  9. Favorece el Crecimiento de Malezas: Un suelo desprotegido y sin presencia de cobertura vegetal permite y favorece un mayor crecimiento de malezas indeseables, lo que afecta el retoñamiento y el ahijamiento de la plantación, incrementando además los costos implicados en su control.
  10. Puede Afectar Otras Actividades Productivas: Actividades productivas como la Apicultura han reportado alguna afección de sus intereses comerciales, al indicar que luego de realizar la quema, las abejas visitan las plantaciones de caña atraídas por el material azucarado expuesto, momento en el cual las cenizas se adhieren a sus patas y cuerpo, con lo cual contaminan posteriormente las colmenas afectando la calidad de la miel producida. Otras actividades empresariales indican también afección por causa del humo y las cenizas producidas.
  11. Favorece la Pérdida de Humedad en el Suelo: Al dejar (se aduce) limpia y sin cobertura vegetal la superficie del suelo, se favorece e incrementa la pérdida de humedad por evapotranspiración, lo que resulta negativo para el suelo y la agricultura sostenible y competitiva, sobre todo por ocurrir en la época del año más seca cuando precisamente se realiza la cosecha de la caña de azúcar en el país. Esta limitante resulta importante en localidades muy secas donde no se cuenta con riego o los niveles de precipitación son bajos e insuficientes (< 1.300 mm) para atender las necesidades básicas del cultivo, lo que induce afección del retoñamiento y el ahijamiento de las plantaciones, limitando con ello la productividad agroindustrial del cultivo.
  12. Aumenta el Deterioro de la Materia Prima: La quema por otra parte favorece, activa, dinamiza e induce un proceso microbiológico de deterioro e inversión de los azúcares (no reductores a reductores) contenidos en los tallos más rápido, que el existente en una plantación no quemada. Por este motivo, las plantaciones con caña quemada reciben por lo general un tratamiento administrativo de manejo diferente y operativamente más ágil y expedito respecto a las no quemadas, que procura reducir al máximo el periodo transcurrido entre: quema-corta-transporte-molienda y procesamiento de la materia prima.
  13. Introduce Impurezas al Ingenio: La quema genera gran cantidad de cenizas que se adhieren a la materia prima que ingresa al Ingenio para su procesamiento, muchas de las cuales por su tamaño y propiedades coloidales logran superar las fases de lavado, sedimentación, filtrado y captura establecidas dentro del proceso fabril, provocando serios problemas en la fabricación del azúcar.
  14. Afecta la Calidad Industrial de la Materia Prima: Los indicadores industriales de calidad pueden verse severamente afectados y deteriorados con la quema de la materia prima, no sólo por causa del deterioro e inversión de los azucares, sino también por la presencia de contaminantes bacteriales en el medio.
  15. Aumenta los Costos de Procesamiento Industrial: Desde que la caña se quema hasta que se industrializa en el Ingenio, sufre un acelerado y sistemático proceso de inversión de azucares inducido por bacterias como el Leuconostoc mesenteroides que da formación a las Dextranas. Esta situación además de que puede provocar pérdidas importantes de azúcar si no se controla, obliga a incrementar el control microbiológico en el Ingenio en el caso de la caña quemada, lo que repercute de manera determinante en los costos relacionados.
  16. Induce la Pérdida de Nutrimentos Esenciales: Algunos nutrimentos minerales esenciales y muy importantes para la actividad metabólica y fisiológica de la caña de azúcar se gasifican, volatilizan y pierden con la quema; el Nitrógeno (N) y el Azufre (S) son en lo particular muy afectados por esta causa, como lo asevera Chaves (1999ab), quien recomienda fortalecer por ello la fertilización con esos dos nutrimentos en el caso de plantaciones de caña quemadas.
  17. Afecta el Turismo y el Paisaje: Resulta innegable que las quemas provocan un efecto visual muy negativo para los pobladores y principalmente contraproducente para el turismo. La quema de un cañaveral resulta realmente impactante cuando se le observa de cerca y aún de lejos, sobre todo si el área quemada es amplia, pues la intensidad del calor generado, el ruido crujiente provocado por la quema e incineración del material vegetal y la cantidad de humo liberada son impresionantes para muchas personas.
  18. Limita y Pone en Peligro el Tránsito en las Carreteras: Se asevera que el humo provocado por las quemas que se realizan principalmente en la orilla o puntos próximos de las carreteras y caminos, limitan la visibilidad, distorsionan la concentración de los conductores e incrementan consecuentemente el riesgo vial y el potencial de accidentabilidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *